Santo Tomás de Aquino

«...fere totius philosophiae consideratio ad Dei cognitionem ordinatur...»

CAPÍTULO 21: Difamar a los religiosos dando lo dudoso por cierto

CAPÍTULO 21

Difamar a los religiosos dando lo dudoso por cierto

Ahora hay que ver cómo transforman las dudas en afirmaciones para difamar a los religiosos.

Los asuntos dudosos se sitúan sobre todo en lo relacionado con el futuro y con los «secretos del corazón». Tienen la presunción de juzgar acerca de todo esto. Así, por ejemplo, en relación con el futuro, dicen que [los religiosos] serán merecedores de reprobación por sus costumbres y que llegarán a estar corruptos en la fe. En cuanto a los ‘secretos del corazón’, dicen que [los religiosos] buscan el favor mundano, que les interesa su gloria y no la de Cristo. Y, así, otras muchas cosas por el estilo. En relación con todo esto, quedan manifiestamente convictos de ser jueces temerarios. A propósito de las palabras no nos juzguemos ya nunca más los unos a los otros (Rom 14,13), dice la Glosa: El juicio temerario recae sobre estas dos cosas que son la inseguridad acerca de la intención con que una determinada cosa fue hecha y la igual inseguridad sobre lo que en el futuro será alguien de quien ahora manifiestamente se ve que ahora o es bueno o es malo. Es propio de soberbios o de envidiosos hacer juicios sobre estas cosas. Y esto lo practican principalmente quienes prefieren gritar y censurar en vez de corregir y enmendar.

Con esto usurpan, pretendiendo hacer suyo, lo que pertenece a solo Dios, como es el conocimiento de las cosas futuras y la penetración de los ‘secretos del corazón’. De esto tratan varios pasajes de la Sagrada Escritura. Anunciad lo futuro, y diremos que sois dioses (Is 41,23). El corazón del hombre es perverso e impenetrable. ¿Quién lo sondeará? Yo, el Señor, soy quien descifra las intimidades (Jer 17,9-10). No juzguéis antes de que sea tiempo… (1 Cor 4,5). La Glosa explica: De lo contrario, se hace una injuria al juez, por adelantarse el siervo a dar su propia sentencia. Lo cual ha de entenderse de cosas acerca de las cuales Dios se reservó el juicio para sí.

Si encuentras un error, por favor selecciona el texto y pulsa Shift + Enter o haz click aquí para informarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Quot articulos tot miracula - All rights reserved - IVE 2013 Frontier Theme