Santo Tomás de Aquino

«...fere totius philosophiae consideratio ad Dei cognitionem ordinatur...»

CAPÍTULO LIII: En las substancias intelectuales creadas hay acto y potencia

CAPÍTULO LIII

En las substancias intelectuales creadas hay acto y potencia

De lo dicho se infiere claramente que en las substancias intelectuales creadas hay composición de acto y potencia.

Doquier se hallan dos cosas de las cuales una es complemento de la otra, la relación existente entre ambas es como la relación de la potencia al acto, pues nada se completa sino por el propio acto. Es así que en la substancia intelectual creada se encuentran dos cosas, a saber, la substancia tal y su ser, que no es la misma substancia, como ya se demostró (c. 52). Porque el ser mismo [ipsum esse] es el complemento de la substancia existente, ya que una cosa está en acto en cuanto tiene ser. Dedúcese, pues, que en cualquiera de dichas substancias hay composición de acto y potencia.

Lo que hay en otro por causa del agente debe ser acto, pues propio del agente es dar actualidad a las cosas. Ya se demostró anteriormente (c. 15) que todas las substancias creadas reciben el ser del primer agente, y que tales substancias son causadas, porque reciben el ser de otro. Luego el ser está en las substancias creadas como un acto de las mismas. Ahora bien, lo que recibe al acto es potencia, pues el acto, en cuanto tal, dice relación a la potencia. Luego en cualquier substancia creada hay acto y potencia.

Todo el que participa de algo se compara a aquel de quien participa como la potencia al acto, pues por aquello que participa hácese el participante actualmente tal. Ya se demostró anteriormente (c. 15) que Dios es esencialmente ente, y que todo lo demás participa el ser, síguese, pues, que toda substancia creada se compara a su propio ser como la potencia al acto.

La semejanza de una cosa con su causa agente se realiza mediante el acto, pues el agente produce un semejante a sí en cuanto está en acto. Es así que la semejanza de cualquier substancia creada con Dios es mediante el ser, como arriba se demostró (c. 6). Luego, comparativamente, para todas las substancias creadas el ser es su acto. Y de esto se sigue que en toda substancia creada hay composición de acto y potencia.

Si encuentras un error, por favor selecciona el texto y pulsa Shift + Enter o haz click aquí para informarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Quot articulos tot miracula - All rights reserved - IVE 2013 Frontier Theme