Santo Tomás de Aquino

«...fere totius philosophiae consideratio ad Dei cognitionem ordinatur...»

CAPÍTULO XVII: La creación no es movimiento ni mutación

CAPÍTULO XVII

La creación no es movimiento ni mutación

Demostrado esto, es manifiesto que la acción de Dios -que no implica materia previa y se llama “creación”- no es movimiento ni mutación, propiamente hablando. En efecto:

Todo movimiento o mutación es “el acto de lo que está en potencia, en tanto que está en potencia”. Mas en esta acción no preexiste nada en potencia que reciba la acción, como ya se ha probado (c. 16). Luego no es movimiento o mutación.

Los extremos del movimiento o de la mutación se encuentran en el mismo orden, ya sea porque están bajo un mismo género a manera de contrarios, como ocurre con el movimiento de aumento y alteración y el de arrastre en el lugar; o porque tienen una común y única potencialidad de materia, como la privación y la forma en la generación y corrupción. Ningún caso puede aplicarse a la creación, pues allí no se da la potencia ni nada de este género que se presuponga a la creación, como se ha probado (c. 16). Luego no hay allí movimiento ni mutación.

En toda mutación o movimiento es preciso que haya algo que se halle en distinta situación antes y después, pues esto es lo que expresa el nombre mismo de mutación. Mas donde toda la substancia de la cosa es producida en el ser no puede darse una misma cosa que se encuentre de una y otra manera, porque entonces ella no sería producida, sino presupuesta a la producción. Luego la creación no es mutación.

Es preciso que el movimiento o mutación precedan en duración al efecto de la mutación o del movimiento, porque el “estar hecho” es principio de la quietud y término del movimiento. He aquí por qué toda mutación sea movimiento o término del movimiento, que es sucesivo. Y por esto lo que “se está haciendo” no existe todavía, pues mientras dura el movimiento “se está haciendo” algo, y no existe; mas en el mismo término del movimiento, en el que comienza la quietud, ya “no se está haciendo” nada, sino que “ya está hecho”. Pero esto no puede darse en la creación, porque, si la creación misma precediese como movimiento o mutación, necesitaría prefijarse un sujeto, lo cual va contra la esencia de la creación. Luego la creación no es movimiento ni mutación.

Si encuentras un error, por favor selecciona el texto y pulsa Shift + Enter o haz click aquí para informarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Quot articulos tot miracula - All rights reserved - IVE 2013 Frontier Theme